domingo, 15 de abril de 2018

Derecho y cine: Chappie

Es una película de ciencia ficción, dirigida por Neill Blomkamp (2015), narrada en una distópica Johannesburgo. En el largometraje actúan los integrantes de Die Antwoord, agrupación sudafricana de hip hop, de manera que la estética de la película tiene mucha relación con la que ellos suelen utilizar en sus videos y conciertos.

Con el objeto de disminuir la criminalidad en la ciudad de Johannesburgo, la policía compró robots blindados para combatir a los delincuentes. Uno de los creadores de esas máquinas quería dotarlos de inteligencia artificial, cuyo proyecto fue negado y en virtud de ello lo desarrolló secretamente en casa.

Paralelamente, una de las bandas criminales decide robar el software de los robots policías para poder apagarlos y así cometer sus fechorías sin temor a represalia alguna. Desafortunadamente, lo que lograron fue secuestrar al científico que desarrollaba la inteligencia artificial, cuyo programa fue instalado en un robot dañado al que le dieron por nombre Chappie. A éste le enseñaron maniobras de delincuentes para que los ayudara a lograr los fines de la pandilla.

En ese sentido, el primer aspecto jurídico que podría tomarse en consideración es saber cómo las legislaciones regularían, de llegar a suceder, las consecuencias derivadas de los daños ocasionados por la utilización de robots para combatir la criminalidad.

En relación con Chappie y la inteligencia artificial, también cabria la duda de saber si a las máquinas dotadas de conciencia se les reconocerá la titularidad de algunos derechos en virtud del discernimiento con el que puedan contar. Al respecto, Ríos (2012), al analizar la película Blade Runner (1982), asevera que en esos casos podrían gozar de derechos humanos, ya que abstrae la humanidad propia de esos derechos, por lo que afirma que “...por este motivo, el titular de los derechos humanos es aquel que es una persona, siempre que la personalidad no se encuentre vinculada al concepto de ser humano”. Accede a ese estudio de Ríos aquí.

El largometraje también contó con la actuación de Dev Patel, Hugh Jackman y Sigourney Weaver. Puedes conocer más de la película aquí.

sábado, 31 de marzo de 2018

Derecho y literatura: Ensayo sobre la ceguera

Se trata de una novela escrita por el reconocido novelista, poeta y periodista portugués José Saramago (1995), ganador del Premio Nóbel de Literatura en 1998. La obra resulta interesante desde el punto de vista jurídico y sociológico.

La trama está construida alrededor de una epidemia de ceguera que afecta a todos los habitantes de una ciudad, en la que una sola persona puede ver y se sacrifica duramente para ayudar a su entorno a salir adelante con el mayor decoro posible. Podría llegar a pensarse que la ceguera y la obra es un modo de describir -exageradamente- el modo en que vivimos y nos relacionamos entre nosotros actualmente. Particularmente, la siguiente afirmación de la obra resume lo hasta aquí dicho “el miedo ciega (…) ya éramos ciegos en el momento en que perdimos la vista, el miedo nos cegó, el miedo nos mantendrá ciegos”.

La dignidad es quizás el primer móvil que mueve a la mujer que ve para ayudar al selecto grupo que protegía, mujer que vivía entre el temor de contagiarse, la esperanza de que la situación acabara y la fortaleza de carácter. El pánico hizo que las autoridades se despreocuparan por los ciegos, quienes estaban desprotegidos desde cualquier punto de vista y sometidos a míseras condiciones por decisión de los gobernantes.

El miedo y la angustia son los sentimientos que imperan en la obra, frente al derecho y la justicia. La noción del derecho se intenta manifestar al momento en que uno de los ciegos propone dar cierto orden y concierto a la nueva sociedad que está surgiendo en torno a él. A partir del caos, busca alcanzar la igualdad y vencer la fuerza con razones.

Por lo hasta aquí expuesto, recomendamos esta obra del famoso portugués, ya que se trata de una crítica y reducción al absurdo de la manera en que vivimos y de cómo guiamos nuestra existencia inserta en una sociedad caótica.

jueves, 15 de marzo de 2018

Derecho y cine: Figuras ocultas

Es una excepcional película, basada en la novela del mismo nombre, escrita por Margot Shetterly (2016). El largometraje dirigido por Theodore Melfi (2016), narra la transcendental participación de tres mujeres afroamericanas en la NASA para ganar la carrera espacial.

En concreto, se trata de la vida de Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, quienes ayudaron a que John Glenn fuese el primer estadounidense que orbitara la tierra e incluso la llegada de Armstrong a la Luna. La enorme inteligencia y dedicación de esas mujeres permitió conseguir los palpables éxitos que obtuvo EE.UU. en la década de los 60 del siglo pasado.

La perseverancia hizo que esas mujeres vencieran las barreras de la discriminación producto de su raza y su género, pues recuérdese que en esa época el racismo y la segregación eran radicales en la sociedad norteamericana. No solo tuvieron que vencer esos prejuicios dentro de la NASA, sino que también una de ellas tuvo que recurrir a los Tribunales para poder realizar los estudios que le permitieran trabajar como ingeniera en esa agencia.

La historia de esas calculadoras humanas fue posible gracias a la orden Ejecutiva que dictó el entonces presidente Franklin Roosevelt, en virtud de la cual no era permitido discriminar racialmente a quienes pretendían formar parte de los servicios federales, de ahí que esas mujeres pudieran aportar sus habilidades en proyectos específicos vinculados con la carrera espacial.

Recomendamos esta película no solo por su valor como obra artística, sino también por el testimonio que ofrece acerca del valor de las mujeres que se enfrentan contra la adversidad, para hacer valer la igualdad y el gran aporte que pueden ofrecer ante cualquier reto.

Puedes conocer más sobre esa película aquí.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Derecho y literatura: Presunto inocente


Es una excepcional novela negra, escrita por Scott Turow (1987), profesor de literatura y abogado egresado de Harvard, cuya máxima virtud es el de contar con una excelente narrativa y el desarrollo de una historia que no permite separarse del libro. La obra llegó a ser un best seller.

La novela está narrada en primera persona por parte de Rusty Sabich, fiscal adjunto, quien se encargó de investigar la violación y asesinato de su joven y atractiva colega y compañera de trabajo, Carolyn Polhemus. El asesinato y la investigación ocurren mientras se llevaba a cabo el proceso de campaña para la elección del Fiscal General, Raymond Horgan, a quien le preocupaba que la falta de resolución de esa investigación afectara su campaña para la reelección.

La historia da un gran giro al descubrirse un hecho que deliberadamente omitimos señalar, pero que conlleva a Sabich a un proceso judicial con el objeto de descubrir al autor de los crímenes ya señalados. En ese juicio, contrastan un fiscal, una acusación, una actuación y preparación del juicio pobre y que deja mucho que desear, cuya vereda opuesta es la de la defensa, esmerada y pulcra, lo que hace que para los abogados la historia sea más interesante, a parte de que ha sido escrita magistralmente. También la obra sirve de ejemplo para tratar los temas de los principios de oralidad, inmediatez y de cómo se manifiesta el perjurio.

En concreto, la novela sirve para evidenciar de qué modo la presunción de inocencia es una garantía que, de no ser desvirtuada, obra en favor del acusado y de que no es posible castigar a un imputado sirviéndose únicamente de pruebas circunstanciales.

Se hizo un largometraje basado en la obra (1990), dirigida por Allan J. Pakula, en la que el protagonista es Harrison Ford. Puedes conocer más de la película aquí.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Derecho y cine: Historias cruzadas

Es una película dirigida por Tate Taylor (2011), basada en la novela Criadas y señoras, escrita por Kathryn Stockett (2009). Relata la historia de unas criadas afroamericanas que trabajaban para señoras blancas en Jackson, Mississippi.

La historia está ambientada en los años 60 y es narrada desde la perspectiva de tres mujeres y sobre quienes -como se indicó- limpian casas y cuidan a los niños de varias familias de gente blanca. En concreto, se destaca el rol de uno de sus personajes (Skeeter, interpretada por Emma Stone), quien es una recién graduada universitaria que regresa a su pueblo natal como una escritora novata.

Skeeter al escribir una columna en el periódico local sobre tareas domésticas se hace amiga de varias sirvientas negras, incluyendo la suya, lo que hace que cambie su perspectiva respecto a la realidad y que comience a abogar en contra de la discriminación y en contra de un proyecto de ley, que impulsa una de sus amigas,  para obligar al personal de servicio a utilizar baños afuera de las casas para prevenir la supuesta propagación de enfermedades, lo que Skeeter considera como injusto y, especialmente, cruel.

Particularmente, el largometraje sirve para reflexionar acerca del racismo que imperó en la sociedad norteamericana por mucho tiempo, la lucha por la igualdad y no discriminación y la marginación de los trabajadores del hogar, cuya labor fue colaborar con tareas domésticas y criar a los hijos de quienes impartían esas prácticas contrarias a la dignidad humana.

Puedes conocer más sobre esta película, en la que Octavia Spencer ganó el Óscar y el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, aquí.

martes, 30 de enero de 2018

Derecho y literatura: Antígona

Es una tragedia griega escrita por Sófocles antes del 441 A.C. Ambientada en Tebas, luego de que Edipo la abandonara. La historia comienza después de que los hijos varones de Edipo (Etéocles y Polinice) se mataran entre sí, razón por la cual Creonte, Rey de Tebas y tío de los hermanos muertos, ordenó a que se entierre con honores a Etéocles, pero prohíbe sepultar -so pena de muerte- a Polinice, a quien considera un traidor que no merece homenaje póstumo.

A pesar del Decreto de Creonte, Antígona, hermana de Polinice, se dispone a darle sepultura y así se lo hace saber a Ismenia (su otra hermana), quien se niega por temor de que de ser descubiertas las condenen a muerte, tal y como estableció el tirano.

Después de que se conoce que Antígona robó el cadáver para enterrarlo y, luego de ser castigada, Hemón, hijo de Creonte y prometido de la condenada, pide que no se aplique la sentencia, pero ya es muy tarde. Cuando Creonte se dispone a perdonar a Antígona, ella ya se había suicidado, lo que repitió Hemón al verla muerta y Eurídice al saber que su hijo también se encuentra sin vida. Creonte decidió rectificar, pero ya las muertes habían sucedido.

El primer elemento que surge de la obra es la confrontación entre el derecho natural, que asiste a Antígona para darle sepultura a su hermano y el derecho positivo, manifestado por la prohibición de Creonte de llevar ello a cabo. La obra realza la libertad, el amor fraternal y el derecho natural frente a cualquier ley despótica. En nuestros días se podría decir que se trató de reafirmar los derechos humanos.

Así, el Decreto de Creonte no tiene ningún valor en el reino de los dioses, que es la ley que ante todo desea obedecer Antígona, quien prefería enfrentar la justicia terrenal antes que la divina. De manera que los derechos que hace valer Antígona son naturales y anteriores a la condición del ser humano. Antígona prefiere morir antes que evadir lo que ella considera como un acto justo, ella se rebela en contra de un tirano que desconoce la ley natural. Al respecto, vale la pena reproducir el siguiente diálogo:

“Creonte: Y aún así ¿te atreviste a violar esta ley?
Antígona: No ha sido Zeus quien ha decretado esta ley ni Diké, compañera de los dioses subterráneos, quien ha dictado nunca entre los hombres leyes de esta naturaleza. Y no creía yo que tus decretos tuvieran tanta fuerza como para permitir que un hombre solo pueda ser soberano por sobre las leyes no escritas e inmutables de los dioses. Su vigencia no es de hoy ni de ayer sino de siempre, y nadie sabe cuándo fue que aparecieron…”.

Finalmente, a la luz de la regulación de los derechos humanos en la actualidad, Creonte y su orden violaron el derecho que tiene cada persona, de tener un culto a su muerte. Además, realza la libertad de conciencia, pensamiento y de expresión, que deben ser reconocidos y respetados por toda autoridad, independientemente de la forma que el Estado haya adoptado.

La obra puede leerse aquí.

lunes, 15 de enero de 2018

Derecho y series: Black mirror

Es una serie producida actualmente por Netflix, cuya temática principal es un futuro cercano en el que la tecnología se apodera de nuestras vidas, en muchos casos para evidenciar lo baja que pueden ser las pasiones humanas y la importancia que le solemos dar a relaciones virtuales, al contacto con alguien que está más allá de nuestro espacio físico. Describen sociedades distópicas, en las que se mezclan desde las redes sociales hasta un sinfín de emociones e interacciones humanas ficticias.

La serie cuenta con 4 temporadas. Indudablemente, las 2 primeras son las mejores y las más oscuras (2011 y 2013) y cuentan con 3 capítulos cada una. Las 2 últimas (2016 y 2017), están conformadas ambas por 6 episodios. En 2014, se lanzó un capítulo especial denominado Blanca Navidad, con una duración de 90 minutos.

Vale la pena destacar que ningún capítulo está íntimamente relacionado con algún otro, aunque el argumento común en todos es -como se dijo- una trama sombría  desarrollada en un futuro no muy lejano, en el que la tecnología se convierte en el eje central de la humanidad.

Debido a que el tema principal es la tecnología y las relaciones personales, surge la duda acerca de cómo el derecho responderá a una realidad latente y a la vuelta de la esquina. Por ejemplo, no en todos los países está regulado el derecho al olvido, derecho que sin duda está relacionado con el capítulo El himno nacional (1x01), en el que el Primer Ministro británico desearía que se eliminara todo vestigio de las relaciones sexuales que mantuvo con un cerdo para salvar a la Princesa.

También se plantean temas relacionados con la protección de la vida privada y la intimidad en los capítulos Toda tu historia (1x03), Arcángel (4x02), Cocodrilo (4x03) y Museo negro (4x06), debido a que con la utilización de implantes es posible ver -hasta en tiempo real- lo que una persona está realizando, ello incluso puede quedar grabado (cualquier tipo de información íntima), ¿en un futuro esas grabaciones tendrán valor probatorio?

Un marco normativo a la robótica es un tema que se desprende del episodio Vuelvo enseguida (2x01), toda vez que con la información que internet guarda fue posible desarrollar un androide que imitase desde nuestra voz hasta nuestros gustos para relacionarse con otras personas, de manera que en un futuro cercano pareciera que el derecho deberá ofrecer respuestas ante la inminente aparición de inteligencia artificial.

Un tema jurídico también importante es el desarrollado en el capítulo Oso blanco (2x02), en el que una excesiva condena obliga a que una persona repita infinitamente un día de angustia, sin ella saberlo, por un crimen que prácticamente no recuerda haber cometido. Así entonces, la tortura es un tema que ha sido tratado por esta extraordinaria serie también en Museo negro (4x06), pues se hace referencia a condenas exageradas y absolutamente lesivas, en contra de la persona o de su conciencia cuando quedan reducidas a una experiencia virtual. La tortura y tratos degradantes también podría observarse en 15 millones de méritos (1x02) y Blanca Navidad.

Finalmente, será interesante conocer cuál va a ser la respuesta de nuestra ciencia jurídica ante la cada vez más frecuente aparición de plataformas de realidad virtual o aumentada y los posibles daños que pudieran ocasionar a la persona, tal y como lo sugiere la serie en el capítulo Partida (3x02) e inclusive qué sucedería con respecto a nuestra vida y su desenvolvimiento en la sociedad y nuestro entorno si dependiéramos de los likes de una determinada red social, a lo cual se refiere el episodio Caída en picada (3x01).

Puedes conocer más de la serie aquí.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Derechos humanos y cine

La estrecha vinculación entre derecho y cine sirve para explicarnos y justificar nuestra existencia a partir del ordenamiento jurídico, con la utilización de historias planteadas desde la ficción, ya que este lenguaje desarrollado en las películas con más facilidad nos inquieta, producto de lo cual ayuda a cuestionarnos situaciones que el día a día no nos lo permite.

El estudio de derecho a través del cine consiste en romper con una visión específica de la realidad, de modo que se pueda relacionar el derecho con otros fenómenos propios de la ciencia jurídica, sin que ello deba entenderse como un atentado contra la tradicional pedagogía jurídica. Concretamente, con el cine es posible enseñar y sensibilizar acerca de la trascendental importancia de los derechos humanos. Veamos quince películas que ayudarán a ello:

a. Gandhi (Richard Attenborough, 1982). Es la biografía de Gandhi, desde sus inicios como abogado hasta que logró que el pueblo hindú se sublevara en contra del Imperio Británico a través de la lucha pacífica. Es perfecta para reflexionar sobre colonialismo y racismo. Ficha técnica.

b. En el nombre del padre (Jim Sheridan, 1993). Basada en hechos reales, es acerca de la injusta condena que recibe un inocente en los momentos en que estaba desatada la violencia del Ejército Republicano Irlandés, quienes cometían actos de terrorismo en el Reino Unido, por lo que sirve de ejemplo de errores judiciales, abusos policiales y tortura. Ficha técnica.

c. Philadelphia (Jonathan Demme, 1993). Se expone de manera magistral la vida de una persona con VIH que se ve inmiscuido en un juicio para luchar en contra de los prejuicios derivados de esa enfermedad y la homosexualidad, por lo cual sirve para sensibilizar aspectos relativos a los temas vinculados a la igualdad y no discriminación. Ficha técnica.

d. Golpes a mi puerta (Alejandro Saderman, 1994). En esta película venezolana se narra cómo es la vida en dictadura, con garantías constitucionales suspendidas, persecución de quienes adversan al régimen, el temor que genera la vigilancia vecinal y, en fin, la pesadilla que supone para los ciudadanos un gobierno totalitario. Es sobre el derecho a la vida, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales. Ficha técnica.

e. El escándalo de Larry Flynt (Milos Forman, 1996). Es la historia del fundador de la revista pornográfica Hustler, rechazada por la ciudadanía al considerarla un atentado a la moral. Su director siempre se apoyó en la libertad de prensa y, a pesar de sufrir un atentado contra su vida, siguió retando a la sociedad escudándose en la Constitución y el derecho a la libertad de expresión. Ficha técnica.

f. La vida es bella (Roberto Begnini, 1997). Es un drama construido sobre el nazismo y las duras circunstancias que le tocó vivir a un judío y su familia luego de ser internados en un campo de concentración, de manera que los temas tratados son racismo y genocidio. Ficha técnica.

g. El show de Truman (Peter Weir, 1998). Truman Burbank se convierte en la estrella del programa de televisión El show de Truman, pero ignora que vive dentro de una realidad artificial creada exclusivamente para el entretenimiento de los espectadores, motivo por el cual esa película es relativa al derecho a la vida privada y libertad personal. Ficha técnica.

h. Erin Brockovich (Steven Soderbergh, 2000). El largometraje, basado en hechos reales, cuenta la historia de una madre soltera con problemas económicos, quien trabajando en un despacho de abogados investiga acerca de las causas de una extraña enfermedad que padece una población debido a la contaminación que causó una gran empresa en el agua, por lo que se tocan temas vinculados al medio ambiente, tutela judicial efectiva, derecho a la salud y a la integridad física y moral. Ficha técnica.

i. La cuadrilla (Ken Loach, 2001). En el Reino Unido, luego de que privatizan una empresa de ferrocarriles, sus trabajadores se ven obligados a renunciar a derechos adquiridos bajo la amenaza de ser despedidos y conformarse con integrar Empresas de Trabajo Temporal (ETT), por lo que la película es sobre el derecho al trabajo. Ficha técnica.

j. Hotel Rwanda (Terry George, 2004). Narra lo alarmante y preocupante que fue el ataque de las milicias a la población de la República de Ruanda. La historia se construye alrededor de la vida del trabajador del hotel Paul Rusesabagina, cuya actuación siempre estuvo dirigida a proteger a todos en el Hotel des Mille Collines, de modo que es un largometraje ideal para enseñar y discutir acerca de la discriminación, genocidios y crímenes de lesa humanidad. Ficha técnica.

k. El terminal (Steven Spielberg, 2004). Relata cómo un exiliado queda atrapado en un aeropuerto norteamericano justo al inicio de una guerra, sin tener un lugar adónde ir, sin pasaporte válido, de manera que puede utilizarse para conversar lo concerniente a la libertad de circulación. Ficha técnica.

l. Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004). La trama gira en torno a la vida de una persona que sufre un accidente, producto de lo cual queda cuadripléjico y condenado a vivir postrado en una cama por 30 años, debido a ello desea morir. Está basada en hechos reales y es sobre la eutanasia y el derecho a disponer de la propia vida. Ficha técnica.

m. La vida de los otros (Florian Henckel von Donnersmarck, 2006). Ambientada en la antigua República Democrática Alemana, cuenta la historia de cómo la Stasi (policía secreta) vigila a un prestigioso escritor con el objeto de intentar descubrir si es desleal al régimen, lo cual supondría someterlo al mismo trato que padece todo disidente. Particularmente, la película está vinculada con el derecho a la intimidad. Ficha técnica.

n. Horton (Jimmy Hayward, Steve Martino, 2008). Es una película animada, basada en la novela de Theodor Seuss Geisel, en la que se relata la historia de un elefante que escucha el grito de ayuda de una casi imperceptible mota de polvo y decide ayudar y proteger a los minúsculos habitantes de esa comunidad, con lo cual se puede enseñar acerca de la dignidad de la persona, pues como dice Horton: “una persona es una persona, por muy pequeña que sea”. Ficha técnica.

o. La ola (Dennis Gansel, 2008). Un profesor decide explicar qué es una autocracia a través de un experimento, producto de lo cual hace que los alumnos cada día sigan una nueva regla, pero esa disciplina termina convirtiéndolos en delincuentes y afectando así significativamente la vida de su maestro, tratando así lo relativo a los derechos políticos. Ficha técnica

jueves, 30 de noviembre de 2017

Derecho y literatura: Una extraña confesión

Es la primera novela larga del autor ruso Antón Chéjov (1885). Puede decirse que se enmarca dentro del género de obra policíaca, pero que al igual que el resto de sus obras, lo más interesante no es el misterio, sino la extraordinaria narración y la relación que tienen los distintos personajes entre sí.

La historia cuenta con todos los elementos propios de una obra policíaca, esto es, personajes principales implicados en la trama, un hecho delictivo, investigación posterior y una vuelta o resolución final. Sin embargo, desde el principio el autor nos va dando pistas de lo que sucederá al final, ya que la historia del crimen es narrada en primera persona por parte de un juez de instrucción llamado Iván Kamischov, quien entregó a un editor el manuscrito de una novela que define como biográfica.

En esa novela se describen sucesos que se vinculan y entrelazan con el delito que llegará a investigarse. Lo que dificulta llegar a conocer en un primer momento el autor del delito es cómo están narradas las diferentes relaciones de amistad entre todos los personajes de la obra, por lo que debe advertirse además que las pruebas del hecho investigado son presentadas como incontestables.

La novela describe a personajes vanidosos, indolentes, con orgullo profesional, vividores, borrachos impertinentes y con inteligencia muy limitada, pero que en concreto hacen que la historia sea muy viva y extremadamente interesante. Como toda historia que encierra un delito sirve como marco para evidenciar la naturaleza de las pasiones humanas y cuán difícil puede ser en ciertas circunstancias controlarlas.

Basada en la novela se hizo una película en 1944, la cual fue dirigida por Douglas Sirk, cuyo tráiler se puede ver aquí.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Derecho y cine: Crimen perfecto

Es un largometraje dirigido por Gregory Hoblit (2007), que resulta muy interesante desde la óptica del derecho penal e incluso del derecho probatorio. Veamos por qué recomendamos esta película:

En ella se narra un planificado asesinato cometido por un millonario ingeniero aeronáutico (Ted Crawford) en contra de su esposa. Delito que es confesado al detective que acudió a la escena del crimen inmediatamente después de que se perpetró. Como consecuencia de ello, se inició un proceso penal en el que Crawford rechaza ser representado por un abogado y prefiere defenderse a sí mismo.

El fiscal acusador ("Willy" Beachum) se encuentra en una transición hacia la práctica privada, lo que lo tiene distraído del juicio, además de tener plena confianza de que logrará la condena del asesino, toda vez que cuenta con la confesión de éste. Así, comienza una interesante batalla de ingenio entre Crawford y Beachum.

En el transcurso del proceso se determina que una de las pruebas ofrecidas estaba viciada, con lo cual se aplicó la doctrina del fruto del árbol envenenado, lo que conlleva a un inesperado desenlace. Según esa doctrina, cualquier prueba (fruto) obtenida de forma ilegal (árbol envenenado) deberá ser anulada y no puede ser tenida en consideración, se reputa como inexistente, independientemente de su valor, por lo que no puede ser utilizada.

Esa figura surgió en el caso Silverthorne Lumber Company contra Estados Unidos, en el que se pretendía utilizar como prueba unos libros de contabilidad recogidos en las oficinas del acusado sin orden previa. Puedes leer más acerca de esa teoría aquí.

El tráiler de esa película se puede ver aquí